Por Carlos O’Rian Herrera, Fundador y presidente de Fira on live, empresa líder de streaming shopping en 11 países.
Pese a los vaivenes en las economías globales, hay fuertes indicios de que el sector de la moda continuará su crecimiento al menos en el nivel premium y en la categoría deportiva.
Aunque habrá mayor racionalidad en las compras de ropa y accesorios para las marcas estandarizadas (no premium), se prevén grandes cambios en el sector, sobre todo con su incursión al comercio en línea.
Y no. La innovación no es el único camino para crecer en la industria de la moda. Los consumidores del sector valoran cualidades tradicionales como confiabilidad, valor y excelente servicio. Esas no desaparecerán. ¿Cómo enfrentaremos entonces esta era de gran volatilidad y disrupción?
El comercio electrónico de la industria considera estos factores:
Reforzar la relación calidad-precio. Los puntos de precio correctos aseguran a los clientes un excelente valor, aunque no necesariamente los precios más bajos.
Asegurar una oferta idónea. Invertir en técnicas de segmentación de vanguardia garantizará que el surtido atraiga a sus grupos objetivo a medida que sus necesidades evolucionan con el tiempo. Conviene analizar los análisis avanzados y datos internos y externos para generar información detallada sobre las prioridades y comportamientos de los clientes
Equilibrar inventario y disponibilidad. La analítica puede desempeñar un papel clave en la supervisión y la predicción: si algo es no está disponible de inmediato, informe a los clientes y póngase en contacto cuando vuelva a estarlo.
Mantenerse conectado. Forjar asociaciones cada vez más estrechas con sus clientes es esencial. Conviene aprovechar el compromiso omnicanal y las ideas frescas. Sin embargo, el contenido deberá ser relevante para el individuo y oportuno.
Diseñar sitios web atractivos. El contenido sobresaliente contribuye en gran medida a inspirar las decisiones de compra. Priorizar la gran fotografía y la copia nítida son tareas sustanciales.
Comprobar la cadena de suministro. La logística es un elemento clave de los modelos de negocio de comercio electrónico y un importante impulsor de los costos. Se debe poner más énfasis en garantizar que las entregas sean rápidas, puntuales y confiables. Y contar con planes de contingencia.
Hoy las empresas de moda son actores privilegiados en la digitalización y la omnicanalidad. Aprovechar las ventajas del ecommerce implica reconfigurar los modelos de negocio para centrarse en consumidores más exigentes e informados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *