El jueves 5 de enero se concretó la recaptura de uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán López, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos, quien quedó a cargo de la organización delictiva, luego de que su padre, Joaquín “El Chapo” Guzmán fuera extraditado al país del norte para enfrentarse a la justicia, después de ser capturado en tres ocasiones en México.

La detención fue posible gracias a un operativo desplegado por las Fuerzas Armadas en Culiacán, Sinaloa, el cual desató diversos hechos violentos en la entidad, como narcobloqueos, desapariciones forzadas, vehículos incendiados y balaceras, que le impidieron a la población de diferentes localidades salir de sus casas por miedo a ser víctimas de una bala pérdida.

Después del llamado “jueves negro”, “El Ratón”, como es conocido el hijo de “El Chapo” fue trasladado a la Ciudad de México, para posteriormente ser recluido en el penal de máxima seguridad “El Altiplano” (Cefereso 1), donde también estuvo preso su padre, la segunda vez que fue capturado.

Las vidas de estos dos integrantes de la familia Guzmán han estado marcadas por constantes capturas, fugas y recapturas. Te presentamos el recuento de estos acontecimientos.

Primera captura de “El Ratón”

El hijo del “Chapo” Guzmán fue capturado por primera vez durante un operativo conjunto entre el ejército y la Guardia Nacional, el 17 de octubre de 2019, en Culiacán, Sinaloa, bajo el cargo de liderar la fracción de “Los menores”, célula criminal integrada por los hijos del “Chapo”, afín al Cártel de Sinaloa.

En aquel entonces, tras su captura, varios grupos de sicarios, presuntamente del Cartel del Pacífico, desataron una oleada de violencia y bloquearon las salidas de la ciudad, la cual quedó cercada, mientras la gente se mantenía resguardada en sus casas y lugares de trabajo, dando como resultado que la actividad comercial quedara suspendida.

Ante la ola de violencia que se vivía en Sinaloa, horas después de su captura, Ovidio Guzmán fue liberado, y las autoridades explicaron que habían tomado esa decisión con el fin de “proteger vidas” y frenar los ataques en la entidad.

Primera captura de “El Chapo”

Joaquín “El Chapo” Guzmán, de 65 años, ex líder del Cártel de Sinaloa, permanece en prisión en Estados Unidos, desde su última captura el 8 de enero de 2016, en la que finalmente fue extraditado a Estados Unidos, y posteriormente condenado a cadena perpetua, en julio de 2019.

Su primera captura se concretó el 9 de junio de 1993, en Guatemala, en el puente internacional del Talismán, frontera con México, durante el gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

En aquel entonces, el responsable de anunciar la captura fue el Procurador General de la República, Jorge Carpizo, quien informó que, junto al líder del Cártel de Sinaloa, se habían capturado a cinco miembros más de la organización criminal.

Su primera fuga

Dos años más tarde, en 1995, el capo fue sentenciado a 20 años de prisión y trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco, en donde permaneció hasta el 19 de enero de 2001, cuando se fugó de la prisión, escondido en un carro de lavandería, bajo la presidencia de Vicente Fox Quesada.

De acuerdo con investigaciones periodísticas, en aquella ocasión, el narcotraficante mexicano se fugó de la prisión de máxima seguridad, aparentemente con la ayuda de un empleado de la cárcel, a bordo de un carrito de lavandería, entre la ropa sucia, librando seis controles internos de seguridad hasta quedar libre.

El segundo arresto

Luego de haberse mantenido prófugo por más de 13 años y de evadir a las autoridades, a través de un sistema de túneles, el 22 de febrero de 2014, fue reaprendido Joaquín Guzmán Loera en un condominio en Mazatlán, Sinaloa, por elementos de la Secretaría de Marina.

En aquel entonces, el expresidente Enrique Peña Nieto, anunció a través de su cuenta de Twitter la segunda detención del capo.

Posteriormente, fue trasladado y recluido en la prisión de máxima seguridad de “El Altiplano”, en el Estado de México.

La segunda huida

El penal de “El Altiplano” tampoco logró detener al narcotraficante, que después de pasar tan solo 17 meses en prisión, volvió a fugarse la noche del 11 de julio del 2015, cuando desapareció después de ingresar al área de regaderas de la prisión.

En aquella ocasión, Guzmán logró escapar a través de un túnel de 1.5 kilómetros, excavado por debajo del penal de máxima seguridad, causando fuertes cuestionamientos entre la sociedad, acerca de cómo habían logrado construir un túnel subterráneo de esa magnitud sin la ayuda de las autoridades y los reos del penal.

Tras la segunda huida, el gobierno de Enrique Peña Nieto fue fuertemente criticado, al asegurar que debía haber autorizado la extradición del capo a Estados Unidos.

Tercera captura y extradición

A menos de seis meses de su segunda fuga del penal de “El Altiplano”, el narcotraficante fue recapturado en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, el 8 de enero de 2016, nuevamente por elementos de la Secretaría de Marina.

El expresidente Enrique Peña Nieto informó, a través de su cuenta de Twitter, su recaptura y felicitó al Gabinete de Seguridad por su labor.

“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, publicó.

No obstante, esta vez la historia para “El Chapo” cambiaría de forma definitiva, pues el 19 de enero del 2017 el narcotraficante mexicano fue extraditado a Estados Unidos, después de una intensa batalla legal de sus abogados, que calificaban de ilegal la extradición concedida por México el 20 de mayo de 2016.

Estados Unidos felicita a México por la captura de Ovidio

Tres días después de la captura de Ovidio Guzmán, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajaría a México, para reunirse con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, con motivo de la X Cumbre de Líderes de América del Norte, y reconocería al gobierno mexicano por la detención del “Ratón”.

Sin embargo, aunque se esperaría que la extradición del hijo del “Chapo” se efectuara a la brevedad posible, esto no ocurrió, ya que un juez federal decidió suspender el proceso de extradición en contra del narcotraficante, por lo que hasta el momento permanece en el penal de máxima seguridad “El Altiplano”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *