Es oficial, la Ciudad de México tendrá ley seca este fin de semana ante la consulta de revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador que se realizará este domingo 10 de abril.

En la Gaceta Bis capitalina del 7 de abril, el Gobierno de Claudia Sheinbaum detalló que la medida arrancará a partir de mañana sábado, desde las 18:00 horas hasta las 23:59 horas del domingo 10 de abril.

Para aquellas personas que infrinjan la norma, éstas serán remitidas al Juzgado Cívico.

Esto implica establecimientos mercantiles de bajo impacto, con giro de venta de abarrotes y comestibles en general, ubicados en el territorio de la Ciudad de México.

La norma establece la medida para los establecimientos mercantiles que operan como vinaterías, supermercados con licencia para venta de vinos y licores, tiendas de autoservicio, tiendas departamentales, aquellos que se instalen temporalmente y en cualquier otro similar en los que se expendan bebidas alcohólicas de cualquier graduación, incluyendo el servicio a domicilio en el que se comercialicen u obsequien bebidas alcohólicas para el consumo humano.

El gobierno exceptuó de la suspensión el consumo de bebidas alcohólicas en copeo con alimentos (no botanas) al interior de los establecimientos mercantiles con giro de restaurante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *