Una familia de turistas que circulaba por Cancún a bordo de un Uber fue perseguida en pleno centro de Cancún por varios taxistas del Sindicato “Andrés Quintana Roo”, quienes los detuvieron, en la Glorieta del Ceviche a unos metros de la entrada a la Zona Hotelera, donde obligaron a bajar a los usuarios y al chófer.

De acuerdo con los reportes, los taxistas persiguieron al vehículo de Uber desde plaza Las Américas que se dirigía hacia la zona hotelera, pero tuvo que desviarse al centro de la ciudad porque le impidieron incorporarse hacia el bulevar Kukulcán, pero al llegar a la glorieta del Ceviche le impidieron pasar paso para quitarle el pasaje.

Gracias a las imágenes que circulan en redes sociales se puede apreciar el llanto de la pasajera y su hijo, aterrorizados por las acciones de los taxistas, y aunque al lugar arribaron elementos de la policía municipal, solo evitaron que se diera una agresión hacia el operador de la plataforma de viajes.

El conductor de dicha plataforma tuvo que dejar ahí a los turistas para evitar entrar en confrontación con la decena de taxistas que habían rodeado sus unidades, por lo que fue escoltado por los elementos de seguridad pública quienes solo mediaron la situación pero no intervinieron.

Esta agresión se da la misma semana que la plataforma logrará el permiso para operar sin necesidad de tramitar una concesión pública, un requisito para las empresas de transporte en el estado de Quintana Roo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *